Uno de los símbolos mexicanos más representativos es sin duda el mariachi. Es fundamental la influencia cultural que ha tenido este desde sus orígenes, en la cultura de México. Si bien, es música tradicional mexicana interpretada por músicos vestidos con trajes inspirados en el charro, lo que más distingue a los mariachis es el amplio repertorio de canciones que pueden interpretar con instrumentos como guitarras, violines, guitarrones, vihuelas, tololoche, tambora y un largo etcétera. Estamos hablando de cientos de canciones, la mayoría de dominio público, que abarcan géneros como jarabes, polkas, corridos, rancheras, valses, baladas, chotis, etc.

El mariachi es una identidad mexicana que además es herencia de un proceso de mestizaje que aún no ha terminado. La música popular mexicana le debe mucho al trabajo que se hay realizado durante muchos años por los mariachis, y que no sólo satisfacen una demanda de canciones en diferentes tipos de celebraciones, fiestas o eventos sociales, sino que también, han innovado sus interpretaciones, con arreglos modernos, canciones en distintas versiones, letras alternativas y hasta elementos nuevos en sus vestuarios. Por lo tanto, el mariachi es considerado como uno de los símbolos mexicanos más representativos y que no debe dejarse en el olvido.